28 dic. 2009

FELIZ AÑO 2010!!!!!!!




Si bien todo tiene un principio y un fin, este es la conclusión de un año más que se va, un año donde puedo agradecer al Dios Altísimo la dicha de conocerle y de comprobar lo mucho que me ama, un año donde aun las cosas malas que hayan pasado en mi vida fueron para bien aunque la voluntad de Dios nosotros como humanos no la podemos aceptar, este año me está dejando mucho más que otros, ahora me encuentro siendo una mujer Felizmente Casada, con metas y sueños para este nuevo comienzo y sé que puedo tener toda la confianza en mi Padre que me ama para lograrlo, hoy le doy gracias a Dios porque me ha librado de temores, me ha enseñado a ver cuán grande es y cuanto nos puede dar (Solo es cuestión de saber pedir) estoy muy contenta y esa alegría quiero compartirla con ustedes que se toman la molestia de visitar este espacio el cual fue creado para eso para expresar el Amor que Dios ha puesto en mi corazón y que ustedes puedan acercarse a él sin temor a ser rechazados, quiero desearles un magnifico nuevo año lleno de amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; pues estos son los Frutos del Espíritu Santo.

Si tú que estás leyendo no conoces a Dios y deseas recibirle en tu corazón este es el momento pues su palabra dice:

Apocalipsis 3:20 He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.

El es un Caballero entrara hasta donde tu se lo permitas, si asi lo decides no le hagas esperar más y repite esta oración:

Señor Jesús hoy te abro las puertas de mi corazón y te recibo como mi Señor y mi Salvador, me arrepiento de todos mis pecados y te pido perdón, te sedo los derechos para que entres en mi vida pues tú moriste por mí en la cruz para darme vida eterna en el nombre de Jesús Amén.

Si tú has hecho esta oración te doy la bienvenida a la Familia de Cristo, ten Fe y confía en él, busca una iglesia o alguien que pueda ser tu consejero y te pueda explicar lo grande que es Dios o toma una biblia y pídele dirección a Dios para leerla y puedas entenderla, pero no tardes pues tal vez mañana sea tarde y no le encuentres mas.

DIOS TE BENDIGA Y FELIZ 2010…………………………

21 dic. 2009

¡CumpleBlog!



Feliz Cumple a mi Blog!!!


Sin darme cuenta mi Blog cumplió un año, es increíble como pasa el tiempo pero lo mas increíble es lo descuidada que soy para recordar fechas pues su cumple fue en noviembre jejeje...

Doy gracias a todos ustedes que lo siguen pues son parte importante para continuar escribiendo hasta ahora sus comentarios han sido buenos eso me motiva mas para seguir enriqueciéndolo, pero quien tiene el privilegio en este blog es Dios pues es quien me da las estrategias para escribir en el sobre todo porque lo cree para compartir su palabra…

Les dejo un afectuoso saludo y mis más sinceras gracias…


El Señor me los Bendiga a todos mis hermanos en Cristo…

1 dic. 2009

Saturnalia o Navidad?






En que estamos creyendo?

Navidad es una palabra que viene del latín "nativitatem" , que significa natividad o nacimiento.

La costumbre hizo una apócope de natividad y perdiendo una sílaba, se adoptó como "navidad". Pero realmente la palabra navidad en estos tiempos es un buen pretexto para divertirse, para hacer negocio, para vacacionar y, en la mayor parte de las veces, para pecar. El enemigo de Dios y del hombre ha usado esa fecha, esta palabra y esta celebración, para distraer al hombre del significado que tiene el nacimiento más notable que haya ocurrido a lo largo de toda la humanidad y desde que el mundo fue creado: El Nacimiento de Dios, hecho carne, sobre la tierra.

Este significado fue revelado a José el carpintero, en sueños, por el ángel del Señor, pues este varón, antes que se juntase con su esposa María, halló que estaba encinta, hecho que le empujaba a dejarla secretamente, aunque la amaba. Pero el ángel le dijo a José en sueños: no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es (Mt 1:20).

El verdadero significado

Y la revelación de la navidad no se hace esperar, el Ángel del Señor le anuncia a José, palabras que el hombre de hoy debe tener bien presentes: Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESUS (esto es, Salvador), porque EL SALVARA A SU PUEBLO DE SUS PECADOS (Mt 1 :21).

En esta última frase está el sentido completo de la navidad, o nacimiento de Jesús; la razón del glorioso advenimiento en carne, al través de Jesús, de la segunda persona santa del Dios Altísimo: EL SALVARA A SU PUEBLO DE SUS PECADOS.

¿Es esto lo que el mundo celebra en la época decembrina?

Porque el único motivo para que el hombre haga fiesta, tenga su mayor gratitud a Dios dándole Honor y Gloria y se regocije con su familia, vecinos, compañeros de trabajo o de escuela, o amigos, etc., es este: EL SALVARA A SU PUEBLO DE SUS PECADOS.
Si no es este el propósito de la celebración de la navidad, cualquier fiesta carece de sentido y se convierte en una celebración meramente mundana o pagana.
Si usted celebra de esta manera la navidad, siendo parte de Su pueblo y usted ha sido redimido por El de sus pecados, seguramente usted se regocija cada navidad, porque entonces, sus tarjetas, adornos, regalos, fiestas, cena, todo, tiene como centro, como fundamento, la misma idea central: EL SALVARA A SU PUEBLO DE SUS PECADOS.

Porque ya nació en la ciudad de David, tu Salvador, que es Cristo el Señor - dice el evangelio -. Y agrega el Apocalipsis: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo... ¡Aleluya! Salvación y honra y gloria y poder son del Señor Dios nuestro (Apocalipsis 12:10, 19:1).

¿Cómo la celebra la iglesia?

La iglesia primera debía estar celebrando esta fiesta, porque ellos eran los que habían heredado directamente la Palabra de Dios, habían caminado con Jesús y eran los más inmediatos a obedecer sus mandatos. ¿Celebraba la navidad esta primer iglesia? No hay un sólo vestigio en la Biblia, porque Jesús no ordena celebrar su nacimiento, ni su cumpleaños, sino su muerte, y esto sí lo celebraba, con veneración la iglesia del Libro de los Hechos de los Apóstoles. Y todo porque estaba escrito: Haced esto en memoria de Mi (Lucas 22:18)... Así pues, todas las veces que comiereis este pan y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que El venga (1 Corintios 11:26).

Por tanto, mientras el Señor Jesucristo no venga por segunda vez a juzgar a su pueblo, los cristianos celebramos y celebraremos la Cena del Señor. Es una orden. Motivo: Anunciar su muerte y su resurrección, no su nacimiento. La razón es muy clara; con su muerte en la cruz del Calvario, SU PUEBLO recibe la SALVACION Y EL PERDON DE SUS PECADOS. Por tanto, manda anunciar su muerte, no su nacimiento. Por eso también el Libro del Eclesiastés afirma: Mejor es el día de la muerte que el día del nacimiento (Ec 7:1).

La "saturnalia"

En Babilonia, esta fiesta a Saturno tenía como característica un gran libertinaje y borracheras, semejantes a las orgías navideñas de hoy. Tenía también dos detalles que llaman poderosamente la atención:

Primeramente, se usaban árboles de pino por doquier, para representar el calor del nuevo nacimiento del dios sol, en forma de fuego (Libro "El hombre y sus dioses" pag 201). Esto se basaba en una antigua leyenda babilónica: durante una noche, un árbol verde se desarrolló de un tronco muerto. Esto hablaba de que el dios sol Nimrod (tronco seco), reencarnaba en Tamuz (árbol verde), cuando su madre Semíramis lo daba a luz en esa noche.

Las leyendas se propagan con los años. Y esta, pasó a ser dominio entre druidas y egipcios y fue adoptada por Roma, la que colgó al árbol, entre otras cosas, cerezas rojas, que después fueron bolas brillantes (esferas), como símbolo del dios sol. Y esto fue incorporado a la celebración de la navidad hasta el día de hoy.
Cabe hacer notar que la Biblia no admite que se dé culto, ni a Dios, ni a nadie, al pie de árboles: Destruiréis enteramente todos los lugares donde las naciones que vosotros heredaréis sirvieron a sus dioses, sobre los montes altos, y sobre los collados, y debajo de todo árbol frondoso (Deuteronomio 12:2). Los profetas advirtieron: Y sabréis que yo soy Jehová, cuando sus muertos estén en medio de sus ídolos, en derredor de sus altares, sobre todo collado alto, en todas las cumbres de los montes, debajo de todo árbol frondoso y debajo de toda encina espesa, lugares donde ofrecieron incienso a todos sus ídolos. Y extenderé mi mano contra ellos, y dondequiera que habiten haré la tierra más asolada y devastada que el desierto hacia Diblat; y conocerán que yo soy Jehová (Ezequiel 6 :13-14). ¿Me postraré delante de un tronco de árbol? (Isaías 44 :19).

No puede ser coincidencia lo que México y otros países están padeciendo en este tiempo, si consideramos por unos minutos la profecía de Ezequiel.

Los regalos se ponen debajo del árbol

Otra segunda cosa curiosa, la menciona Tertuliano, como parte de la saturnalia romana; hacer regalos, costumbre oriental, que heredamos hoy más que nunca, de esa bacanal pagana. Si miramos la historia, Roma adoptó el intercambio de regalos, en recuerdo de los dones que los magos presentaron a Jesús. Sólo que los magos, no hicieron esos regalos con motivo del nacimiento, pues para esas fechas, José, María y el Niño, ya vivían en su casa, como lo manifiesta Mateo en su versión del evangelio: Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra (Mateo 2:11) (El subrayado es del autor). De modo que "dieron", no intercambiaron regalos.

¿Dice la Biblia la fecha exacta del nacimiento de Jesús?

La fecha del nacimiento del Redentor del mundo, puede determinarse si se escudriña la Palabra de Dios:

Lucas 2:8 habla del ángel que hizo el anuncio a los pastores que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre sus rebaños. Pero bien sabemos que aún hasta el día de hoy, en Israel, los pastores no hacen esto en invierno, sino en el otoño.
Los esfuerzos de la Roma pagana de unir el paganismo pon el cristianismo, sin respetar al Señor Jesús igualándolo a los dioses creados por los hombres, es herencia que data desde la antigua Babilonia hasta hoy, sin que nadie se haya atrevido oficialmente a denunciar la verdad de los hechos y cambiar las cosas. Hasta hoy, la tradición supera a la Verdad revelada por Dios en su Palabra.

La ignorancia y el pecado del hombre, le ocultan de la obediencia que debe a Dios. Por eso el Señor Jesucristo comentó: Este pueblo de labios me honra; mas su corazón está lejos de mí. Pues en vano me honran, enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres (Mateo 15:8-9).

¿Qué debe hacer el cristiano?

Un cristiano de este tiempo, no puede abominar la navidad bajo pretexto de ser herencia pagana, porque no se puede tapar el sol con un dedo, ni puede como el avestruz, ocultar la cabeza de la realidad que se vive.
Lo que si puede hacer El Cristiano es aprovechar la ocasión de la celebración mundana de la saturnalia de este tiempo, para llevar al incrédulo, o al religioso neófito, al verdadero significado y al entendimiento de la Natividad de Jesucristo. Al cambio de una saturnalia, por una navidad. Y esto porque la base y el fundamento es: Jesús salvará a su pueblo de sus pecados.

Si el hombre de este siglo no vive la Natividad del Señor, es porque le condenamos antes que comunicarle la Verdad, revelada en la Escritura. Y si el hombre del mundo no usa de la salvación que es por Jesucristo y se libra por El de sus pecados, en vano nació Jesús y en vano celebra la fiesta.

¿Qué debe abominar el cristiano?

El cristiano no abomina la navidad; abomina de las expresiones mundanas de la saturnalia:

1. Adornos paganos, como el árbol, con sus colguijes, que nada dicen de Cristo y mucho dicen de la adoración al dios sol en la antigua Mesopotamia.

2. Las "posadas", de cuyo origen, la Biblia no habla y que son el invento del comercio establecido, de comerciantes sin escrúpulos y últimamente de las escuelas particulares, so pretexto de divertir a los niños, pero que en realidad les prepara para las fiestas carnavalescas de los adultos, con libertinaje y grandes borracheras, que duran desde el día 16 de diciembre hasta el 24, o sea una "novena" sangrienta, que pone a trabajar los cuerpos policiales, los centros médicos y la asistencia funeraria.

3. Los nacimientos, que últimamente se han convertido en parte del "folklore" nacional, con sus ya bien difundidas "pastorelas", que llevan necesariamente a la idolatría, porque el niño se enternece con la visión del "portal de Belén" y termina adorando y besando los muñecos de pasta y a olvidarse o no aprender nunca, que Jesús vino a este mundo para salvar a su pueblo de sus pecados.

4. El intercambio de regalos, que son ya una exigencia, una presión y una obligación en oficinas, escuelas particulares y aún en iglesias, y que representan el triunfo del comercio establecido y el culto a la sociedad de consumo que padecemos hace ya varias décadas. La mejor manera de no celebrar la saturnalia, es terminar con ese abuso comercial del intercambio, que obliga a comprar y a regalar, además de recibir, una serie de baratijas, que tiene que volver a regalarse, o ponerse en la basura, por su importunidad y nada adecuado gusto.

5. Las tarjetas navideñas (que hasta ya han caído en desuso), por insulsas y de gusto vulgar, que no hablan de Jesús.

6. Las mentiras. Como eso de que "los reyes magos, santa clós y el niño dios traen regalos a los niños que se portan bien" y que normalmente no funciona entre niños pobres que se portan bien, sino entre los niños ricos aunque se porten mal.
Qué falta hace terminar con la pretendida guarda de la "inocencia" del niño (llámese ignorancia) y que pone a los papás que mienten a los niños, en camino de ir al infierno por mentirosos, como la Biblia lo establece, además de enseñar a los niños a continuar la mentira y seguir los pasos de sus padres y a apartarse del verdadero significado de la Natividad del Señor, para celebrar una saturnalia pagana.

Saturnalia o Navidad?

Hace falta al hombre de conciencia, al cristiano que se precia de conocer la Palabra de Dios y de obedecerla, celebrar, no una saturnalia de la Babilonia y Roma paganas, sino una Navidad que guíe al incrédulo a entender su más íntimo significado. Lo que un cristiano celebra con la Navidad es la SALVACION por Jesucristo y esto no en octubre, o septiembre, o diciembre, sino cada momento de los 365 días que tiene un año de cualquier calendario, porque un cristiano, es parte de su pueblo y ya somos salvos de pecado ¡Gloria al Señor!